Untitled-1

Acabo de ver Thor 2 (estee… hace unos tres meses) y debo decir que me sentí decepcionado, afortunadamente supe perfectamente la razón pues lo mismo me pasó con Ironman 2, Amazing Spiderman, Terminator 3 e incluso con Avengers (sin contar muchas más), la razón: la amenaza a que los héroes de todas esas películas se enfrentaban era menor que las que habían enfrentado antes.

Pensemos un momento en alguna película que nos guste mucho, acción preferentemente, nuestros héroes comúnmente se ven atrapados en una situación que los supera pero de algún modo, ya sea gracias a su fuerza de voluntad, al trabajo en equipo, la astucia o la pura suerte (pero pocas veces por su propia fuerza) logran salir adelante. Y ahora piensa en secuelas que te hayan gustado de ese tipo de películas, donde la amenaza era aún mayor y nuestros, ya favoritos héroes, debían encontrar una nueva forma para superar esa nueva adversidad.

Antes de empezar a enumerar lo malo de las películas que me han decepcionado en este rubro quisiera enumerar lo bueno que otras películas han logrado en el pasado. Empecemos con Duro de Matar, la cual sabes es mi película favorita de todos los tiempos junto a Terminator. La primer película tenía a un policía ordinario atrapado en un edificio con 12 peligrosos criminales bien armados y unos 30 rehenes, John tenía a su favor el factor sorpresa además del tino de enfrentarlos uno a uno, lo que le permitió sobrevivir y salvar el día, aunque eso lo logró con dificultades pues quedó muy herido en el proceso.

Untitled-3

En Duro de Matar 2 McLane está de nuevo atrapado, esta vez en un aeropuerto, lo cual agranda la amenaza, ahora no se enfrenta a 12 ladrones sino a un pelotón completo de terroristas (que son al menos 30) y las vidas en juego se cuentan por los cientos. McLane tampoco salva el día fácilmente sino que sufre grandes heridas, enfrenta pérdidas de rehenes e incluso pierde la confrontación final ante el coronel Stewart, saliendo victorioso finalmente gracias a la suerte de caer al lado de la compuerta de combustible del avión, lo que le permitió abrirla para luego incendiarla desde el suelo, eliminando la amenaza.

Untitled-4

Terminator es otro gran ejemplo, la primer película tiene a Kyle Reese, un humano, que debe proteger a Sarah Connor de la implacable búsqueda de una máquina asesina, el T-800. Reese es inferior a su enemigo en todos los aspectos logrando derrotarlo sacrificando su propia vida. Para la secuela hicieron la escala más grande, si bien el héroe ahora era un T-800, tuvo que enfrentarse a un Terminator más poderoso, el T-1000, virtualmente indestructible, más fuerte, resistente e inteligente que el modelo de nuestro héroe.

Untitled-2

Robocop es otro modelo a seguir, en la primer película Alex Murphy es un policía temerario que es masacrado por una banda de peligrosos criminales, para después ser revivido como una máquina de justicia que busca resolver su propio crimen, sin embargo esos criminales cuentan con apoyo de la empresa que creó a Robocop y les facilitan armas para destruirlo, Robo sale victorioso pero con grandes dificultades.

Para la secuela fue básicamente lo mismo pero esta vez enfrentaría a un robot más avanzado que él, y aunque generalmente se le considera como una película mala, a mí me agrada y creo que con el tiempo recibirá el reconocimiento que merece.

Por desgracia no todo es miel sobre hojuelas y películas como Ironman 2, Thor 2 y muchas más no logran mantener el espíritu de grandeza que una secuela debe tener. Una secuela debe ser más grande, más épica, debe elevar la amenaza a nuevas alturas, por desgracia en muchas películas recientes no se cumple esa sencilla regla.

En Thor nuestro héroe debe enfrentar a su hermano Loki, si bien nunca me pareció que Loki tuviera alguna ventaja sobre Thor, era entendible por ser el villano tradicional del personaje y por tratarse de la primer película, admito que Loki se volvió muy popular gracias a la interpretación del actor, sin embargo no se puede negar que no es precisamente el villano más amenazante que hay por lo que su elección como villano en Avengers no me agradó.

Tenemos en Loki a un ser que es inferior en casi todos los aspectos a Thor, será más listo pero Thor ya lo había derrotado en la primer película, en Avengers se enfrenta no sólo a Thor, quien por sí sólo era suficiente para vencerlo (en la primer película de Thor ya había demostrado ser inferior al héroe), sino que combate además a Hulk, a Ironman y al capitán, además de a esos otros dos que nadie recuerda, un poco redundante cuando con Thor hubiera bastado, y aunque al menos tuvo el apoyo del ejército alienígena para distraernos de su obvia debilidad como enemigo, el resultado fue una fácil victoria para los héroes, quienes nunca sentimos que pudieran perder o morir.

Untitled-5

Pero si Avengers tuvo en Loki un villano de poca monta Thor 2 tiene en el elfo oscuro, Malekith, al rey de los villanos meh. No soy fan de los comics así que no conocía a este personaje, pero aún con el poder del Ether en su cuerpo fue vencido por Thor, y no necesariamente por el uso de intelecto, Thor lo venció con simple fuerza bruta, lo cual hace que la historia no se desarrolle pues el héroe, que ya había previamente vencido a un villano más capaz como Loki, dos veces, nunca nos parece que esté en riesgo mortal. Malekith no estaba de ninguna forma a la altura de los buenos de la película, no tenía mayor poder que Thor (al menos no lo demostró) ni tenía un ejército que pudiera vencer al de Asgard, haciendo totalmente inútil toda la película, por si fuera poco (insisto, sin conocer los comics) Malekith es un elfo… ¿sabes quién más es un elfo? Legolas y no es precisamente amenazante (a menos que te quiera bajar a la novia)

Untitled-6

Otro ejemplo es Terminator 3, que nos trae de vuelta a otro T-800 como héroe pero lo enfrentan a la T-X, un personaje que no es tan impresionante como el previo T-1000. La T-X tenía la capacidad de transformar sus extremidades en armas láser, cosa que el T-1000 no podía, pero su cuerpo seguía siendo el de un robot, dejándola vulnerable a la fuerza bruta, mientras que el T-1000, al ser líquido, era inmune a casi cualquier arma, siendo vencido porque la batalla final se desarrolló en una fundidora, donde pudieron deshacer su cuerpo.

El motivo de existencia de una secuela es darnos algo más grande que la versión previa, de un alien pasamos a cientos en Aliens, de una cabaña rodeada de zombies en Night of the living dead a toda la nación en Dawn, de un psicópata muy competente en The Dark Knight a un mercenario físicamente más fuerte que Batman y con el mismo tipo de entrenamiento en Rises (sí, me gustó más TDKR que TDK). Tristemente muchas secuelas parecen ignorar el proceso y van en el sentido contrario al entregarnos villanos y situaciones de menor peligro que las que los héroes enfrentaron previamente, lo que resulta en una película menos interesante pues ya sabemos que pueden salir victoriosos pues ya se han enfrentado antes a cosas peores.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • Esto de que la calidad va decayendo con el correr de sus secuelas pasa mucho en el cine y los mismos videojuegos. Abeces vemos o jugamos una obra maestra y no estamos seguros de pedir a gritos una secuela o que mejor no se explote a la marca para que no termine quemandose en algo simple y repetitivo (como dicen muchos que los Call of Duty ya son siempre lo mismo). Hablando de secuelas, hace dos dias me vi la pelicula Silent Hill revelations y me gusto mucho (no asi a la prensa que la destrozo 🙁