Por Jorge Decanini y Grupo Daidouji

Un capítulo más del galardonado Perro Fantasma. La guerra ha comenzado y es hora de defender el pueblo de Digraville, al bosque y posiblemente al mundo entero. La historia ya se acerca a su final así que no te la vayas a perder.

Mientras Sammy y sus amigos pensaban en defenderse, Pavlov planeó algo que sería muy útil para el ataque: pedir la ayuda de Turoller, el más malvado y violento oso del bosque. La garza Cherina, que habitaba también el bosque de Digraville, mientras buscaba comida en el lugar, escucha casualmente la conversación de Pavlov y sus ayudantes, y después de enterarse de sus malvados planes, decide regresar al pueblo a informar a Sammy y sus amigos.

Ahí, se preparaban los dos planes de defensa: el de Gaby la lechuza y los demás animales, y el del Perro Fantasma y sus amigos. El inteligente zorro D conocía ambos planes, pero decide no comentarlos, ya que planeaba algún plan maestro utilizando a los dos ejércitos de defensa de Digraville. D le informa a Sammy como se llevará a cabo el plan: Sammy, Don Cuan, Charly, Lian y el Perro Fantasma serán parte importante para detener al malvado Pavlov y sus secuaces. Sammy y sus amigos se encargarán de llevar a los malos al centro del pueblo, donde estará el ejército de animales, dirigidos por Gaby. Aquí se llevará a cabo la batalla y en caso de que las cosas no salgan como se planearon, se haría el suficiente ruido para llamar a los humanos, los cuales, bajo las órdenes de Mara la alcaldesa, llegarían con armas para atrapar a Pavlov y su ejército. Sin duda era un plan perfecto, siempre y cuando saliera como el astuto zorro D lo planeó.

Mientras tanto en el cielo, Ramay decide ayudar a nuestros amigos, por lo cual informa a Fred y a Lian donde encontrar a Charly. Cuando lo encuentran, Charly se asusta al ver a los fantasmas, pero le explican de inmediato. El pato sabe que debe decirles algo, pero ha olvidado qué es. Ramay observa lo que sucede y decide bajar a la Tierra, a pesar de estar violando las reglas, pero debe ayudar a Fred y sus amigos a defender Digraville. Ahí les informa lo que Charly había olvidado, les cuenta sobre el secuestro de Don Cuan, sobre el malvado oso Turoller y sobre el plan de Pavlov para atacar al pueblo. Como nuestros amigos no conocían a Turoller, Ramay les muestra una imagen de él, lo cual provoca el miedo del Perro Fantasma y sus amigos. Ramay les aconseja que huyan del pueblo, pero Fred sabe que Sammy no dejará su hogar. Así que nuestros héroes deciden que la única solución es pelear contra Pavlov y su ejército. Ramay le recuerda a Fred que debe regresar a la medianoche, y que si no llega, se quedará para siempre como fantasma. Dicho esto, Ramay se va no sin antes desearles suerte. Nuestros amigos regresan al pueblo e informan a Sammy y a D lo que Ramay les ha contado. El zorro D dice que sin Don Cuan su plan maestro no funcionará bien, a lo que Sammy responde que salvarán a Don Cuan. Todos van a dormir, mientras la lechuza Gaby termina de armar su plan, ignorando lo que Sammy y sus amigos han planeado.

En el bosque, Pavlov (acompañado del oso Turoller, de la araña Pete, el águila Diana y el coyote G-Rard), se encuentra listo para el ataque, manteniendo a Don Cuan secuestrado en su oscura y tenebrosa cueva.

La noche transcurre sin problema, el día ha llegado y cada uno de nuestro héroes se encuentra en su posición, esperando la señal de entrar en acción. La señal consiste en ver a un grupo de pájaros volar por los cielos de Digraville. En la entrada al pueblo, se encuentran Sammy, Fred, Charly y D. Están platicando cuando de pronto la señal que esperaban se muestra ante ellos. Fred voltea a ver a D y a Charly, los cuales amarran a Sammy, para que no se arriesgue y esté a salvo durante la batalla. D se lo lleva a un granero seguro, para que los malvados atacantes no lo encuentren. Acto seguido, ven aparecer a Pavlov y su ejército. Los malos ven solo a Charly en medio del camino.

Cua Cua, dice Charly.
-Es él, empecemos por un pequeño aperitivo-, dice con seguridad Pavlov.
¡¡¡ATRAPEN AL PATO!!!, grita Serguei furioso.
Pato ¿¿dónde??, dice Charly asustado.

Photobucket

Dicho esto, Charly empieza a correr hacia una dirección contraria a lo planeado, ya que el miedo que sentía le hizo olvidar el plan. Fred, al ver esto, le grita a Charly que está corriendo al lugar equivocado. Pavlov reconoce la voz del Perro Fantasma y eso aumenta su ira. Charly no escucha a Fred, pero ve a la pata Emy corriendo hacia la dirección que habían planeado, y de inmediato va tras ella (ya que estaba enamorado de ella desde tiempo atrás), aún sin darse cuenta de que esa era la dirección que debía seguir. D estaba esperando a que Pavlov y sus secuaces pasaran por una de las redes que había colocado como trampa, pero cuando esto sucede, la trampa no funciona, ya que era Turoller el que había caído en ella y la destroza con facilidad. D se da cuenta que sus trampas no funcionarán contra el oso y decide alejarse del lugar.

Charly sigue corriendo tras Emy, pero la araña Pete lo alcanza y lo muerde. Charly ve que Emy se aleja de él y tomando valor, se libera de la araña, dejándola aturdida en el suelo. Pavlov está apunto de alcanzar a Charly, pero el ejército de Gaby la lechuza se ha adelantado, y Nyco y Sirc las cacatúas atacan a Pavlov. Frente a la malvada pantera se encuentra el ejército defensor, comandados por Gaby, y sucedido esto, ambos ejércitos comienzan a enfrentarse. La batalla final por fin ha comenzado.

Mientras tanto, Sammy logra liberarse de las cuerdas que lo ataban y decide ir al lugar de la batalla a ayudar a sus amigos a luchar. D le advierte que será peligroso, pero Sammy es un niño con mucho valor y le dice que está dispuesto a arriesgarse por sus amigos. El zorro D decide acompañarlo y ambos se dirigen al lugar de la batalla.

Comentarios

Parece que este capítulo fue escrito por Darío (basándonos en la regla de que cada quien escribía el capítulo en que más saliera su personaje). Uno de los detalles a notar es lo mucho que alaba a la zorra. Otro detalle es que en vez de llamarle Fred al personaje del perro, le llamó perro fantasma, lo cuál se lee muy naco.

Si pusiste atención, Cherina era una gansa en el capítulo anterior y ahora es una garza, debido al físico de la chava original, lo más seguro es que realmente era una garza y el capítulo anterior fue el que se equivocó.

El combate y mucho del personaje D están basados en los juegos de Suikoden (mi serie RPG favorita). D tiene el papel de la familia Silverburg (en Suikoden 2 sería Shu). O sea, era el estratega.

La alcaldesa Mara era la directoria de nuestra escuela, Siomara Ibarra.

Como vez, ahora nuevos personajes se han unido al grupo de los malos (así pasaba en Suikoden), éstos serían algo así como los generales, tipos que están casi al nivel de Pavlov. Todos ellos basados en nuestros “enemigos” en la carrera.

El oso Turoller sería la versión lamigna de Sergei, está basado en un compañero llamado Arturo Siller, quien era muy desmadroso y agresivo (nos llamaba los ñoños). A veces jugaba futbol con nosotros (aunque en el equipo contrario), durante la carrera más o menos quedamos empatados, a veces ganaba él, a veces nosotros, pero el partido que importó lo ganamos en penales en un torneo de exalumnos el año pasado en la semifinal. Aunque era el que más se burlaba de nosotros, en realidad no era tan enemigo nuestro y nos saludamos bien en el último torneo.

descripcion

La araña Pete está basado en un compañero llamado Pedro. El tipo no era nuestro enemigo declarado pero una vez le pegamos por accidente con una pelota de plástico (como no había cancha jugábamos en el patio y usábamos una pelota de niños para no lastimar a nadie), ese golpe lastimo su delicado ser por lo que fue con la diectora a quejarse y nos quitaron la pelota, además nos prohibieron volver a jugar.

descripcion

El águila Diana… no recuerdo quién era. El coyote G-Rard era uno de los tipos que peor me caían, un tal Gerardo que nomás hablaba mal de nosotros, lo peor es que era amigo de la chava que me gustaba.

descripcion

La pata Emy… bueno pues ella es mi hermana, a mi amigo Carlos le gustaba en aquel tiempo así que la añadimos (no sé si con mi permiso, no recordaba esta parte). Tanto Carlos como Darío estaban interesados en ella, ambos trataron de invitarla a salir y a ambos los rechazó miserablemente. Nerds.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •