doomnerd

Pocas veces nos ponemos a pensar en los peligros de las conexiones wifi, su comodidad usualmente opaca las desventajas, sin embargo ese medio de conexión ofrece vías de acceso que pueden ser aterradoras… o muy divertidas.

Michael Jordon (con O, no confundirlo) logró hackear una impresora Canon Pixma y la hizo capaz de correr el videojuego Doom en la pequeña pantalla de menú, demostrando así la vulnerabilidad de esos dispositivos, mismos que podrían usarse para acceder a información valiosa en grandes empresas pues “nadie sospecharía de una inocente impresora”.

Se puede acceder a la interfaz de la impresora mediante ina interfaz web que se usa para verificar los trabajos pendientes y el estado del aparato, ese sistema no utiliza nombres de usuario ni contraseñas por lo que no fue complicado para Jordon ingresar al sistema de la Canon, hasta un inocente niño con 3 doctorados en ingeniería podría lograrlo.

Aquí está el video de lo que se logró:

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •