El juego que nos hizo amar a Contra probablemente no sea otro que la tercer entrega de la serie. Lanzada para el Snes, Contra III perfeccionó la fórmula y se convirtió en uno de los juegos que más tiempo hemos estado jugando, aunque está un poco en el lado fácil del espectro Contra.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •