Ser niño no siempre fue juegos, diversión, escuela, y tareas. Muchos tuvimos que pisar contra nuestra voluntad propia lugares impios y malditos. Hoy estó parece poca cosa, pero de niño era un crimen que te trajeran contra todos tus deseos a estós sitios cuando lo único que deseabas era ver la tele ó jugar videojuegos.

Yo se qué mucha gente no coincidira con esté artículo pero vale mencionar qué para realizar esté articulo tuve que devolverme a mis recuerdos infantiles y volver a visualizar las cosas desde la perspectiva del niño chiflado que yo era. Esté artículo es el más personal que he hecho en el sentido de qué todo lo baso en mis propios recuerdos y sensaciones. Aquí te presento: “Los lugares que los niños más odiabamos”.

Hospitales
Esté no puede faltar. Muchos niños por X o Y razón por muy enfermos o sanos que estén síempre terminan cayendo en el hospital. En mi casó, mis enfermedades únicamente se remontaban a gripitas ó dolores estomacales por lo que en ningun momento de mi vida jamás caí en el hospital salvo exceptuando claro los obligados analisis ó las inyecciones cómo la del tetanos que me pusierón cuando se me enterro un pinche clavo en el pie.

Mí “papí” es pediatra por lo qué me toco ir a acompañarlo muchisimas veces al Hospital Universitaro, esó sín contar las veces qué he ído al ISSSTELEON para acompañar a “mamí” a los analisis. Es del ISSSTELEON de donde tengo los peores recuerdos. Síempre lo he considerado un lugar lugubre y siniestro, los pasílllos eran una pesadilla empinada, las habitaciones tenían colores deslavados. Los consultorios tenían esé espantoso diseño de mosaico de baño corriente. Las salas de esperas estaban llenas de personas derrotadas y deprimidas (cómo en cualquier hospital), y los medicos estós tenían un nada pulcro olor a cadaver.

"El ISSSTELEON ha cambíado en el interior y exterior pero la primera impresión infantil nunca se olvida

Lo bueno es que muchas veces que iva al ISSTE me compraban una revista ya sea algún Cómic Book, o la Club Nintendo lo cual sosegaba mi aburrimiento, pero cuando no era así era cómo una tortura; un niño normal tiene un espiritu inquieto que no se puede mantener inactivo en un mismo lugar por lo que uno se la pasaba dando vueltas por la sala de espera entera ó divagando en su mente con sus fantasías. En plena epoca en que no había Ipod / Blackberry / MP3 no podía hacer mucho.

El Game Boy termine conociendolo hasta los 12 años, y tuve un Discman a los 14 por lo qué esos maravillosos gadgets no estuvierón conmigo cuando más los necesite. Los niños de ahora son afortunados porqué tienen muchos recursos para evadir el aburrimiento o pasar de largo los tiempos muertos. En cierto modo brillantes cientificos han encontrado la forma de hacer qué los tiempos muertos de espera de las personas sean menos insufrible.

Boy Scouts
Nunca le halle el proposito a esté movimiento. La idea de hacer actividades al aire libre me aburria por los metodos ortodoxos de estos cuates. Yo fuí unas pocas veces con los Boy Scouts a excursiones a parquecitos naturales cómo: “El Chipinque” por lo qué en cierto modo para un niño esé tipo de cosas eran experiencías más tolerables.

Está es la idea qué la televisión te vende de los Boy Scouts

Pero lo verdaderamente malo empezo cuando la amiga de mí mamá nos obligo a ir a una excursión a un autentico bosque, así es nada de parquecitos cómo el chipinque !Ahora sí nos tocaría experimentar el autentico estilo Hardcore de los Boy Scouts!, y esta vez en un bosque autentico. Pero no, las cosas no eran para nada cómo mi fragil mente infantil las imaginaba. Para empezar:

No había nada de alimentos en lo absoluto, o traías tu comida ó te chingaste. Los niños codos con más dinero que uno no te compartían ni madres de su cómida.
No había donde hacer del baño, ní tampoco donde bañarse. Es más en ese mismo viaje no me acuerdo sí quiera de haber ído al baño. Unos amigos sí fuerón al baño pero no se cómo chingados se las arreglarón.
Dormir en las pinches tiendas de campaña es un suplicio. No sólo pusierón las tiendas en pasto mojado síno que además dormimos atacados por los mosquitos y en la madrugada rascandonos los pies de tanto que nos habían debilitados estós animales
Las actividades apestaban. Todas eran grupos y ninguna ní era divertida y tampoco servía como aprendizaje. Eran cosas cómo ver quien llegaba primero a la meta entre todos los grupos o cruzar unas bien pinches empinadas grutas. Mi grupo llego en último lugar. Los que llegarón en primer lugar eran unos que se pusierón a sí mismo cómo Pegasos (en palabras de mi madre: ¿Quien putas se pone de nombre los Pegasos?).
No había animales en absoluto. Nada de nada. Ní osos, ni ciervos, ni conejos. Es más, encuentras una fauna de animales más grande en las cercanías de los lagos de tu colonia.

Cuando vas a una autentica excursión está es la realidad con la qué te encuentras

Resumiendo, todo un fraude. Peor aun, todos llegamos a casa sucios, mal olientes y deprimidos. Aún hoy está experiencia se ha quedado conmigo para siempre y dejo secuelas que aun perviven ejem malviven en mi psique. No me malentiendan, yo no pondre negativas al salír a acampar a bosques, pero definitivamente nunca lo haría con los metodos ortodoxos de estos imbeciles. Está bien que cómo personas nos desprendamos aunque sea por un día de nuestras comodidades y experimentemos la espiritualidad que sólo la naturaleza pueda ofrecer pero no por ello es excusa para pagar dinero y vivir cómo vagabundo en el bosque.

Ir al trabajo de tu papíto / Limpiezas dentales / Extracciones
En algun momento te toco de niño acompañar a tus padres al trabajo. Mi papá es pediatra por lo qué me remito al apartado de los hospitales, sín embargo mí mamá es dentista y tiene su propio consultorio en casá por lo cual ya te imaginaras cómo me ha de haber ído. Salvando lo qué fue mi ortodoncía todo que incumbía a mis dientes pasaba por su supervisión cómo lo eran las limpiezas o las extracciones. El dentista es el enemigo declarado de muchos niños, en cambio yo tenía a una persona qué era al mismo tiempo mi principal defensora y a la vez un temible verdugo: Mi propia madre.

Con un modelo de esté tipo fue cómo aprendí a lavarme correctamente los dientes

Síempre buscaba encontrar negativas o formas de postergar las revisiones dentales, pero nunca podía retrasar lo inevitable. Siendo un niño demasiado impaciente e insensible encontraba a las limpiezas como una tortura. Se acuerdan de la película / novela: Casino Royale en donde Bond es desnudado y atado en una silla para ser golpeado en sus partes nobles.
Sí yo se qué esa es precisamente la forma más vergonzoza y dolorosa de tortura qué se le puede aplicar a un hombre, pero uno siendo niño encontraba a las extracciones cómo la prueba de resistencia más dificil quízas sólo superada por el hostigamiento del Bully escolar.

Para tí qué eras niño estás eran armas de tortura avanzada

Cuando uno crece se da cuenta que las limpiezas dentales son parte de nuestra higiene personal y han dejado de tener esá mistica amenazadora para pasar a ser un proceso rutinario, pero visto a los ojos de un niño chiflado esó era de las pocas cosas cercanas al dolor. Por cierto, mi madre trabajo un tiempo en Pemex, pero afortunadamente nunca fuí a su trabajo 😀

Ir a la casa de un pariente / familiar / amigo de tus papás que no te agradaba
Cuando ivas a la casa de algún primo que te caía bien la verdad las nosas no podrían ir mal, pero qué pasa cuando vas a la casa de un familiar que no te simptaiza mucho, qué vive en un tipo de casa muy rustica y tradicional, además de que tiene la televisión como única forma de diversión y encima esé mismo familiar la acapara por lo qué te deja sin ninguna forma de divertirte por lo cual tienes aburrimiento asegurado.

Cuando tienes que visitarto por un plazo de 15 minutos o la media hora las cosas no pueden estar mal, pero cuando hace alguna fiesta cómo cumpleaños, posada, o un “pisteo” familiar pues ya te chingaste porqué vas a estar aplastado cómo imbecil tus cinco horas, y si no tienes primitos de tu edad el sufrimiento es todavia peor porque no tienes a nadie de tu misma energia que comparta tu aburrimiento.

Cuando ya es muy noche y extrañas con más fervor esé videojuego que dejaste plantado sólo te queda pedirle a tus padres con berrinches qué te devuelvan a casa. Preguntas a tu padre qué esta bien a gusto borracho en compañia de sus amigos el cual te da la sencilla respuesta de:
Papá: Ve y preguntale a tu madre.
Y cuando vas a preguntarle a tu madre qué ya te quieres ir a casa con un nada disimulado enojo tuyo ella te responde:
Mamá: Ve y preguntale a tu padre.

!Papá! !Papá!, !Ya me quíero largar de la casá de mi pinche tío!

Y más o menos ese era el ciclo para convencer a tus papas de que te devolvieran a casa. Para agregar nunca falta encontrarte con tu tío volado, misogino, agresivo, y visceral qué siente qué sólo porqué está en su casa el escribe las leyes a cómo se le da su rechingada gana. De niño tenía como mote: Avioncito, por una cobija que me dierón mis papas, esé mote se me quedo hasta las catorce años (!Es muchisimo!). Hubo una ocasión en qué esé mismo tío volado me díjo: “¿Cómo estas Avioncito?” con un tono de voz socarrón a lo que le conteste con todas las peladeces que yo conocía. No quede con buenos ojos ante el resto de mí familia, pero jamás me volvierón a llamar pollito.

Ir a la escuela en horas que no son de escuela
Imaginas que son las 5 o 6 de la tarde, horas en que un niño se dedica a jugar con sus amigos, jugar videojuegos, ver caricaturas, etc; pero definitivamente NO horas de escuela. Pero síempre pasa que por tu propia pendejez olvidas un cuaderno o libro que te sirve precisamente para una tarea de la escuela, y ahí estás pidiendole a tus papas que te lleven a la escuela por ese cuaderno con lo cual tus papás obedecian a regañadientes.

Pero claró, esó es poca cosa. Están tambíen las kermeses en donde te reencontrabas con tus amiguitos y con tus bullys. Claro, las kermeses no eran para nada tan aburridas cómo los demás ejemplos mostrados pero para mí nunca me entusiasmarón. Síempre que querías comer tenías que comprar papelitos que equivalian X cantidad de comida y pedías tu comida con el puestero usando los papelitos. Según esto era para agilizar los tramites, pero de niño esó jamás tuvo sentido para mí. Las hamburguesas las cocinaban con carne hechada a perder y ya ni se diga de las pizzas horneables que vendían. Según esto el dinero era para comprar aire acondicionado pero estoy seguro que lo invertían en viajes a Cuba.

En las kermeses tambíen te cobraban caro por pinches juegos caseros

Cuando te tocaba bailar o practicar una obra a veces sentías panico y más sí te tocaba bailar con alguna de las chiquillas más guapas de la clase. Sí te encontrabas con bullys pues a ver cómo chingados le hacías. Cómo mi primo era uno de los bullys yo tenía cierto tipo de amnistia pero esó no era suficiente porque en un momento tuve entronconazos con alguno de ellos.
Así cómo estos se me quedarón en el tintero muchisimos ejemplos más de lugares comunes que a los niños nos aburrían o que detestabamos. Ahora las cosas ya son muy diferentes. Los niños de ahora tienen más recursos conque distraerse por lo que ellos jamas experimentaran el mismo nivel de sufrimiento que uno sentía.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • Yo despues de: Ir a la escuela en horas que no son de escuela añadiria Ir a la escuela en horas de clase, porque a fin de cuentas ir a la escuela es horrible,

    Aunque no lo creas, a Luis le encantan las extracciones y endodoncias, trata de tener una al menos una vez al año

    • La escuela es en sí un reclusorio para niños. O sease hay horas de comer (cómo en la carcel), te maltratan en la escuela (cómo en la carcel), y te mantienen en celdas, digo salones (cómo en la carcel), pero de niño uno aprendía a hacerla más llevadera.

      No se porqué le gustan las extracciones. Sí es así mis respetos para su enorme poder mental. Yo apenas he superado esás pesadillas.

  • Wally the Farmer
    mmn creo k te falto en ir a las tiendas favoritas de las mamas xD (tiendas de ropa, zapaterias, etc) ahi era el momento perfecto de hacer berrinches (y buena razon) para k mientras se entretenia ella en dicha tienda, te dejara en un moy o esos lugares de juegos, pero cuando no te dejaban por ekis razon, es una tortura esperar a la mama que la unica forma de entretenerle es hacer travesuras xD
    •  Sabes qué es lo malo de las tiendas de ropa y zapaterias. Es qué aún estando viejo vas a tener qué ir para acompañar a tu novia (u esposa según el caso) y allí la cosa es peor porqué tienes qué disimular tu enojo y no hay de otra más qué aguantarse.

      Aunque de niño si es mucho más dificil la cosa porqué las horas se nos hacían larguisimas.