1

La rosa de Guadalupe es la seríe de televisión que todos amamos odiar. Para aquellos que no conozcan esta seríe, está es una telenovela que narra los problemas de la vida diaria de familias, pero todo haciendolo desde una perspectiva vana, sin elegancia y con contenido vacio en valores autenticos muy a pesar de que se trata de una serie destinada a enseñar los valores catolicos.

En la rosa de Guadalupe se han tratado temas actuales y todos ellos representados de una forma muy cheesy, por la cual uno cómo espectador no puede evitar reirse de las premisas tontas y las estupideces de dialogos que los actores estan obligados a declamar. Aquí hemos hecho un conteo de los mejores episodios de está serie que la han llevado a tener un pequeño culto de fans que se burlan de todos los aspectos ridiculos de está.

Mi virginidad por un boleto de Justin Bieber

Cuando Justin Bieber, el cantante maricón copía de Vanilla Ice se presento en concierto en Monterrey, a una de sus admiradoras se le ocurrio la idea de vender su virginidad por un boleto de Bieber. El caso fue un fenomeno en los noticieros y Televisa no desaprovecho la oportunidad para hacer su versión de la historia en “La rosa”. Aquí en este episodio vemos cómo la chica en cuestión tiene sexo con el bully de su escuela por un boleto de J. Bieber sólo para descubrir que el boleto en cuestión fue falso. Disfrutable es la actuación del tipo que hace al bully puesto que canaliza muy bien el estilo de Biff Tannen de Volver al Futuro.

Lo interesante de este episodio es la forma en cómo se representa a Monterrey. Se nota que los de Televisa filmarón todo este episodio en Ciudad Neza.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=JtnxypgcFcw’]

Cosplay: Salvemos al mundo

Este episodio sobrepaso su fama en México y se volvio un fenomeno en toda habla hispana. En esta ocasión nos habla de dos chicos que hacen cosplayers de monos de anime llamandose Namiko-Moon y Hiroshi-san (en obvia imitación a Sailor Moon y Goku). Los dos perdedores son bulleados por estar demasiado adentrados en sus aficiones y al final es su mamá la que tiene que entrar de lleno al desquite para salvarles el pellejo. Este episodio dentro de lo que cabe fue respetuoso con la cultura otaku, pero no deja de tener su cuota de momentos alucinojenos cómo el horrible maquillaje de Namiko-moon, la mamá de está interpretada por Yolanda Ventura (ex.parchis) haciendo un todavía más risible cosplay y lo mejor.. al igual que el anterior, la actuación del bully que se roba el episodio en su intento de violar a Namiko (y encima recibe un castigo insignificante por ello!) sin mencionar que lanza una frase que aún ahora es famosa: “Te voy a tocar y me vas a hacer caso”.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=sCOfA13Qi6w’]

La edad de merecer

Un niño qué esta en la edad de la punzada conoce a su nueva vecina la cual el espía cada noche por su ventana. Dicha vecina eventualmente se da cuenta que el niño la espía y excitada por tener un admirador ella se desnuda ante el calentandole la hormona y proveyendo a su mente de deliciosas fantasías sexuales con ella. Para agregar más al asunto el niño tiene una muy normal fijación con ver paginas web porno y leer revistas sexuales. Su hermana metiche lo quema con su mamá de ello mientras que su papá lo defiende justificando su saludable afición a espiar vecinas en su intimidad. La mamá eventualmente interviene y amenaza a la vecina por calentarle el chile a su pajero hijo. En las escenas en la que el niño está viendo a su vecina pongo la canción Evil Woman de Electric Light Orchesta lo cual hace más graciosas estás escenas.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=RFpenG8Pjj4′]

Me chingué a mi hermana

Está es la historia de un joven que regresa de Londres para reunirse con su papá y su hermanastra y madrastra. El muchacho está encabronado de que su madrastra halla desplazado a su mamá biologica en el corazón de su padre y trazá un complo maligno para destrozar a su familia putativa que es cogerse a su hermana, engañarla diciendo que estaba enamorado de ella para al final embarazarla.  Al final el muchacho se dispone a disfrutar de las mieles del exito que provocarón sus fechorias hasta que al final termina sin piernas a lo Oliver Atom, su reacción al enterarse que es invalido no tiene precio, se les va a salir el aire de los pulmones al ver esa parte. Este episodio tiene varias escenas muy sugestivas aún para horario vespertino lo cual en cierto modo habla de la actitud valemadrista de Televisa en regular siquiera su propio contenido.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=hmd4MN43CRo’]

Me violo el hijo del zorro

La historia de trata sobre Edison, un ñoño que es identico a McLovin y el cual tiene un crush con su compañerita de la escuela, de la cual le hace todos sus trabajos y tareas y esta le recompensa dandole pequeños besitos y diciendole cosas bonitas y cursis.. Edison convencido de que ella está enamorandose de el decide tomar acciones para poder hacer que ella se enamore de el. La niña en cierto modo sólo lo manipula para que le haga sus tareas sin importarle sus sentimientos y al final ella termina humillandolo desairando el regalo que ella le dio y encima termina encabronado al enterarse que ella tenía un novio. Al ver su honor manchado nuestro McLovin region 4 decide armar un plan maquiavelico para poder cogerse a su compañerita.

El ñoño de ser la victima y afectado pasa a ser el agresor violandose a su compañerita a travéz de una especie de sedante (?). El episodio en si es una estupidez porque se quiere justificar que un ñoño tendría el poder para poder cogerse a su compañerita a travéz de drogas lo cual eso es imposible en la vida real, solamente hubiera sido justificable si el fuera el bully. Reiterando, lo mejor de este episodio es que en este episodio vemos al primer nerd violador con el intelecto del Dr. Malito para poder hacer una droga poderosa para sedar a una niña, el nivel del intelecto del ñoño mexicano es superior al de cualquier otro ñoño en el mundo.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=ecs_vs_1z8k’]

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •