Untitled-1

Ahhh, octubre, un mes donde el frío ya se deja sentir, los árboles comienzan a adquirir ese hermoso tono dorado y, principalmente, el mes en que el terror se apodera de las tiendas, las casas, la gente. Sí, es el mes del halloween.

—————————————————————————————————————

Empecemos por aclarar algo, para aquellos que no sepan mucho de geografía, Monterrey se encuentra al norte de México, es la capital del estado de Nuevo León, y dicho estado se encuentra pegado a Estados Unidos (aunque sea por un leve espacio pero estamos pegados de todos modos) El viaje de Monterrey a Texas es de aproximadamente 2 o 3 horas y por lo mismo, la influencia gringa está mucho más marcada de lo que podrías encontrar en el resto de México.


No es foto de mi familia, pero el único disfraz que tuve fue de Spiderman, así que usa tu imaginación y pretendamos que es una foto real de mi infancia

Aún así, el halloween no se celebra al mismo nivel que en EU, pero de todos modos nos toca algo, en especial en la época en la que crecí.

En aquellos tiempos (finales de los 80´s, inicios de los 90´s) cuando octubre llegaba a nosotros, realmente te dabas cuenta. El cambio climático aún no se había chingado las estaciones por lo que sí hacía un frío agradable, además las hojas comenzaban a ponerse doradas mucho más rápido. Pero no era por eso por lo que sabías que ya era otoño, lo sabías porque todo se llenaba de ese aire de terror, fantasmas y brujas gracias al halloween.

Como ya veremos en un artículo, el halloween es una tradición europea que proviene del Samhain, que es una celebración de la cosecha. México no tiene nada que ver con dicha tradición, pero estando tan cerca de EU, es lógico que algo nos alcance, en aquel tiempo, el halloween era más celebrado en Monterrey de lo que lo es ahora.

Sólo necesitabas salir de tu casa para ver que el resto de las casas eran decoradas para el halloween (ya no sucede en estos días), mejor aún, si ibas a las tiendas era como ir a una juguetería, disfraces y monstruos por doquier. En especial en tiendas grandes como Gigante (en ese tiempo Wal-Mart no existía en México) la decoración tomaba el edificio entero, había zonas especialmente dedicadas para el halloween, con disfraces enteros ensamblados, castillos de plástico embrujados y muchas máscaras y accesorios para disfrazarte. Yo acompañaba a mi mamá a la tienda sólo por eso, me divertía estando ahí, sintiendo el halloween.

La escuela no se quedaba atrás, el halloween era la excusa ideal para sacar algo de dinero extra con las famosas kermeses (ojo, luego hablaré de eso) y en octubre las kermeses tenpian la temática de halloween.

Se organizaban concursos de disfraces, hacían casas embrujadas (que eran manejadas por niños más grandes y los más pequeños acababan lastimados siempre) y sencillamente, te divertías. Para un niño regiomontano, octubre significaba que empezaba la diversión.

Y es que este mes significaba el inicio de la mejor época del año, una época de diversión que prácticamente no paraba. Empezaba en octubre con todo el ambiente halloween. En noviembre con el día de muertos y el día de gracias (en mi casa lo celebramos) y claro, acababa en diciembre con la Navidad. Si eras un niño regio (y en realidad de donde sea), el último trimestre del año lo era todo para ti, vivías sólo por este momento.

Volviendo al halloween, no sólo eran las casas, la escuela y las tiendas, la tv también se empapaba de halloween. Desde que iniciaba octubre los canales infantiles modificaban su imagen para ir acorde a la época, con música tenebrosa, decorados de calabazas y calaveras y caricaturas de terror. Era todo un ambiente que se convertía en una fiesta de 1 mes. Ese aspecto se me quedó tatuado en la mente y siempre quiero revivirlo, este rediseño de Nerdcast es debido a eso, a que quiero mantener esos aspectos de mi infancia que tanto me gustaban.

Los sábados, Canal 5 ponía sus maratones de 3 películas seguidas, siempre eran temáticas y todo octubre eran de terror, pasaban de Viernes 13, Pesadilla en la calle del infierno, Halloween, Chucky, etc. Y todo niño nerd tenía mucho tiempo en sus manos, eso significaba… así es, que te aventabas toda la programación diaria enterita. Simplemente respirabas halloween por todos lados.

Cuando finalmente llegaba el día… bueno, a mi no me dejaban salir a pedir dulces, a mi mamá le daba miedo que nos pasara algo por lo que NUNCA en mi vida pedí dulces a los vecinos. Sólo escuchaba a los otros niños gritando: “Noche de brujas halloween, noche de brujas halloween” y me quedaba mirando por la ventana para ver de qué venían disfrazados (sí, mi vida fue patética), incluso a veces salía a la entrada de la casa y me quedaba esperando a verlos venir. Y claro, JAMAS les dimos dulces. Mi papá es bien agarrado con el dinero (tacaño). Eventualmente simplemente dejaron de pasar por mi casa y ya ni eso tuve.

El halloween siempre me gustó a pesar de que no lo festejé activamente, mis festejos eran más solitarios, enfocados a las películas, al ambiente. No niego que me hubiera gustado salir a pedir dulces pero pues no me tocó, para cuando pude hacerlo, ya estaba demasiado grande (y no me compraban disfraz de todos modos). Todo eso se mantiene hoy en día, de hecho soy casi la misma persona que era en aquel tiempo, llega octubre y aún busco esas decoraciones en las tiendas, esas imágenes en tv, esas películas…

Tristemente las cosas han cambiado, al menos donde vivo ahora (en Saltillo), el halloween ha quedado muy de lado, pocas casas son decoradas, las tiendas muy apenas tienen algunos disfraces a la venta (nada cercano a esos decorados que incluían castillos) y la tv… demonios, no puedo creer que hasta la tv me haya abandonado. Me la he pasado buscando el mes del halloween en Cartoon Network y nomás me topo con Garfield, Canal 5 prácticamente ignora la fecha y lo mismo va para el resto de los canales. Los octubres ya no son como antes (nota del editor: Cartoon Network tiene todo el día de hoy, 30 de octubre, y mañana, 31 de octubre, un maratón del miedo, vientos).

Aún veo mis clásicas películas de terror favoritas en octubre, Viernes 13, Alien, Halloween, La noche de los muertos vivientes, más las que se han agregado como Disturbia, Destino Final, etc. Todo ese tiempo formó mi personalidad, se me quedó tan grabado que trato de traer eso de vuelta, porque era bueno, era divertido, y no merece que tales tradiciones sean olvidadas sólo porque no son mexicanas, a los niños les gustan y ellos merecen divertirse un poco.

No tengo hijos, pero si algún día los llego a tener, ellos celebrarán el halloween, la casa será decorada, habrá dulces, habrá películas, y sabes qué? No sólo ellos estarán divirtiéndose, yo también me la estaré pasando de lujo, ahora sí, celebrando el halloween como se merece y haciendo todo eso que de niño, por la razón que sea, no pude hacer.

Lo siento, no hubo fotos reales de mi infancia y el halloween, como te dije, no lo celebrábamos mucho y no había fotos, pero en el futuro, si Nerdcast aún existe, quizá tendremos un nuevo creciendo regio que hable del halloween, pero esta vez, de lo que un papá y sus hijos viven en esas fechas.

 

Enhanced by Zemanta
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •