miyanerd

Sin dar la sorpresa, Shigeru Miyamoto, creador de Mario y Donkey Kong, defiende la postura de su empresa sobre dedicarse a producir hardware especializado en videojuegos e ignorar lo multimedia, pero al mismo tiempo rechaza a los jugadores casuales.

No es una sorpresa el hecho que Nintendo sea cauteloso a la hora de adoptar nuevas formas de realizar los videojuegos, su Gameboy en 1988 tenía pantalla a blanco y negro (más bien verde y negro), no entró al uso del CD cuando la tecnología migró a ese formato (su Nintendo 64 se mantuvo utilizando cartucho) e incluso nunca entró de lleno al uso del DVD (el Gamecube utiliza minidvd con menor capacidad de almacenamiento) y su Wii U utiliza tecnología óptica propia. Tampoco entraron a la era online sino hasta la llegada del Wii U y de una manera más bien débil. Nintendo mantiene una postura tradicional en que el videojuego es un juguete y no buscan adoptar un medio más amplio.

La tendencia actual de los videojuegos es hacer que las consolas hagan más que sólo jugar. El Xbox 360 fue la primer consola en ofrecer un verdadero sistema operativo e incluso fue la base de diseño de lo que actualmente es Windows 8. Gracias a ese avance las consolas como el propio 360, PS3, PS4 y Xbox One hacen más que simplemente reproducir juegos pues se pueden utilizar como un centro de entretenimiento. Esas consolas tienen la capacidad de reproducir películas en varios formatos, reproducir música, realizar streaming, rentar videos y claro, jugar.

El hardware dedicado únicamente a los videojuegos, es decir, las videoconsolas, es un concepto que quizás hoy en día ha cambiado de forma notoria. Las consolas son cada vez más multimedia, aunque sí es cierto que su objetivo principal son los videojuegos, sobre todo en el caso de las consolas de Nintendo.

A pesar del rumbo tan marcado de la tecnología, que pretende que se use un sólo aparato para varias actividades, Nintendo se mantiene en su idea de hacer consolas que sirvan nada más para jugar, ante esa postura Miyamoto salió en defensa de su empresa.

Queremos crear, buscamos experimentar, algo sin precedentes todo el tiempo. Para cumplir esos objetivos, necesitamos hardware dedicado que esté diseñado para atender las necesidades de esos jugadores ávidos. La gente puede decir que el software es software. No. Una experiencia única de software siempre se puede realizar con hardware único que cuente con una interfaz única. Por eso creo que Nintendo está, y seguirá, haciendo estas máquinas dedicadas a los juegos.

Sin embargo el propio Miyamoto también pretende alejarse de los jugadores casuales (irónicamente sus principales consumidores) ya que considera al juego casual como patético.

“Algunas personas, por ejemplo, podrían querer ver una película. Hay otras que pueden querer ir a Disneyland”, dice el creador de Mario, Doneky Kong o The Legend of Zelda. “Su actitud es, ‘ok, soy un cliente. Tu intención supuestamente es entretenerme’. Es un tipo de actitud pasiva la que están tomando, y para mí es algo patético. No saben lo interesante que puede llegar a ser si subes un nivel y tratas de desafiarte a ti mismo”, comenta respecto a los juegos más serios.

Aunque sus declaraciones tienen mucho sentido, de algún modo van contra la idea que Nintendo trató de vender con su Wii y Wii U en que su meta era integrar a toda la familia a jugar (Wii, we, nosotros) atrayendo jugadores que no son hardcore.

“Afortunadamente, como consecuencia de la expansión de los dispositivos inteligentes, la gente subestima los videojuegos. Es una cosa buena para nosotros, porque no tenemos que preocuparnos por hacer videojuegos que sean relevantes para el público en general en su día a día”.

¿Esas discrepancias pueden anunciar alguna futura ruptura entre Nintendo y Miyamoto? Nada sería mejor para el mundo del videojuego que eso pues un genio como Miyamoto necesita una empresa que lo respalde con una visión que le permita desarrollar sus ideas.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • Raúl Antonio Hernández Güereca
    Yo personalmente respeto mucho a Miyamoto, yo considero como el Walt Disney de los Video Juegos ( o incluso superior a este, considerando que Mario es mas identificable por los niños que el propio Mickey Mouse), pero en lo que se refiere a decisiones empresariales se refiere es un asno (con su debido respeto al señor), el mundo y las epocas cambian y uno se adapta lo mejor que puede. Y Nintendo provoco muchos de estos cambios en el medio, pero en otras se le vio irse de cabeza, principalmente provocado por lo terca e ingerida que puede ser esta empresa, a veces para darle prioridad a frivolidades que a cosas esenciales o por no ver más allá de lo que ya tienen, un ejemplo de estos casos es la poco salto técnico entre la Wii y la Wii U, básicamente dicen “Oh, aquí tienen una Wii solo un poco mejor”. Uno no puede hacer que publico se adapte a tus necesidades si no al revés (sino preguntenselo a la Xbox One).