peznerd

A un lado ridículo meme de mojarse con agua helada pues una nueva sensación del internet está acaparando la atención de todos: un pez beta está jugando Pokémon y se transmite vía Twitch.

Grayson, un pez beta propiedad de los estudiantes Catherine Moresco y Patrick Facheris ha decidido añadir un nuevo pasatiempo en su vida de nadar alrededor de su pequeña pescera, jugar videojuegos. Quizá no haya sido exactamente su desición pero sus dueños decidieron darle la oportunidad de jugar como parte de del evento HackNY el cual puedes ver en este video:

Watch live video from FishPlaysPokemon on www.twitch.tv

Para lograr que juegue el clásico de Gameboy, sus dueños decidieron unir su pescera mediante unos sensores que marcan los movimientos del personaje a un emulador del juego en una PC. El resultado es que Grayson ha jugado ya más de 170 horas del juego y ha sido visto por más de 3.6 millones de personas vía Twitch. Sin embargo sus avances no son precisamente emocionantes pues en todo este tiempo no ha logrado salir de una esquina en que se atoró, además suele perderse entre los menús así como realizar ataques innecesarios a inumerables Pidgeys y Rattatas.

A pesar de no haber salido aún de Pueblo Paleta, ya ha logrado vencer a algunos rivales como a Squirtle al inicio del juego así como a un Pidgey poco después, así como nombrar a su Charmander AAAABBK, nada mal para alguien que no tiene manos… ni dedos, ni pies, puedes ver su gran logro en este video:

Actualmente sus dueños planean darle el tratamiento de celebridad que merece por lo que le van a comprar una pescera más grande, tampoco hay planes de que deje de jugar.

Con un estimado de vida de 2 a 4 años para su especie, es poco probable que Grayson consiga terminar Pokémon, sin embargo siempre será recordado como el pez que sabe jugar videojuegos, y seguramente se la está pasando muy bien nadando en su pescera y jugando videojuegos, esperemos no suba de peso y no batalle para conseguir novia como al resto de nosotros nos sucede.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •