Untitled-1

Si eres lector constante de Nerdcast entonces sabes de mi pleito con Nintendo, y no sólo eso, sabes que se debe a mi decepción a causa del N64, esa consolita casi me hizo dejar los videojuegos y la nerdés, pero cuando todo se veía negro una consola llegó a continuar lo que el Snes había hecho, el PS1.

————————————————————————————————————
Aunque yo inicie videojugando con el Atari 2600 (consola que aún conservo), mi pasión hardcore realmente se formó con el Snes, la razón fue que mi Nes era como el de todos, poco confiable, y era por eso que casi no podía jugar con él, afortunadamente el Snes era muy diferente, era una consola resistente que todos tenían, que todos conocían y que podías rentar juegos en todos lados.

El Snes salió en 1991 en América y yo lo tuve durante la Navidad de 1992 (junto a un nuevecito Street Fighter 2) y se podía resumir en una palabra: Genialidad.

Super Nintendo

El Snes tenía extactamente los juegos que queríamos jugar, tanto para jóvenes como para chamacos que se sentían muy rudos. Recibió además todas las secuelas de los buenos juegos del Nes (excepto Ninja Gaiden que nunca llegó), generó nuevas series y tuvo los mejores ports de arcadia del momento (claro, considerando que el Neo Geo era inaccesible). El Snes lo tenía todo, si un juego estaba haciendo ruido en el mundo videojueguil casi seguro iba a llegar al Snes, y todo eso lo sabíamos gracias a Club Nintendo, una combinación ganadora.

Aquellos años eran la moda del juego de pelea y el Snes los tenía, ¿y si te cansabas de los madrazos? no importaba, también tuvo excelentes RPG (FF2 y 3, Chrono Trigger), grandes juegos de aventura (Zelda, Super Metroid) o lo que sea que te imaginaras en aquellos años, incluso un par de FPS (Wolfenstein 3D y Doom). Y aunque las revistas especializadas afirman que el Genesis fue un duro contendiente y que la guerra de consolas acabó muy cerrada, en México era Nintendo y ya, no había más, no había Sega, y no nos importaba. Fue ahí que nació y se formó mi gran amor hacia Nintendo.

Por desgracia, a finales de 1995 comenzó a saberse de juegos muy interesantes que no llegaban a la consola, juegos que conocíamos gracias a Club Nintendo pero que se veían mucha pieza para el viejo Snes. CN analizó los juegos de pelea de Marvel que sacó Capcom, los deseábamos pero no llegaron, en su lugar recibimos decentes Beat em ups pero no era lo que queríamos. Analizó Darkstalkers y…. nada, analizó King of Fighters y… nada, el tiempo había alcanzado al Snes y no podríamos jugar en casa esas maravillas de juegos (según CN), pero Nintendo no se iba a quedar atrás ya que desde 1994 se había anunciado el N64 (échale cuentas, el Snes apenas tenía 4 años y ya se sentía obsoleto) y sabíamos (o más bien creíamos) que si el Snes no podía, el N64 nos completaría la experiencia, tendríamos en casa esas grandes arcadias de pelea así como nuevos juegos y secuelas de lo que ya estábamos acostumbrados a jugar. Cuando a finales de 1996 llegó el N64 no fue para nada lo que creímos.

Nintendo 64

No discutiré el supuesto poder de la consola, ni lo raro del control (al cual me acostumbré bastante bien por cierto) ni siquiera creo que el uso de cartuchos sea una verdadera desventaja, no, la razón por la que el N64 no fue lo que yo esperaba era porque no tenía los juegos que yo como usuario de Snes quería jugar.

Esto es algo que ya había comentado en un artículo previo pero va de nuevo. Los jugadores de Snes estábamos acostumbrados a ports decentes de arcadia a Snes, además de eso estábamos acostumbrados a ciertas franquicias que disfrutamos en esa consola, juegos como la serie Mega Man X, Contra, Final Fantasy, Castlevania. Esos, junto a los de pelea como Street Fighter, Mortal Kombat,entre otros, eran los juegos pesados del Snes, y aunque obviamente queríamos experiencias nuevas con juegos 3D, también queríamos lo que sigue en nuestras franquicias favoritas, secuelas con todo el poder de la nueva generación, tristemente esos juegos no llegaron al N64 pero la nueva competencia sí los obtuvo.

Mega Man X5

Todos estamos familiarizados con la historia del PS1 (si no lo sabes, en resumen el PS1 era el proyecto del CD Rom para el Snes), la consola de Sony tenía Snes en su ADN, aunque con una mentalidad muy diferente. De muchas formas, el PS1 continuaba con la tradición que Nintendo había roto al sacar el N64.

El color de la consola era gris, más similar al Snes que el casi negro del N64, el control también era muy similar al clásico Snes pad, con el mismo acomodo de los botones y simplemente un par de L y R extra, el PS1 no reinventaba la manera de jugar, sólo extendía lo que el Snes ya había hecho.

controles

Y claro, lo importante eran los juegos, y sin menospreciar los (pocos) juegos buenos del N64, los del PS1 eran mejores, tal y como deseábamos recibimos experiencias nuevas de juego en 3D con Resident Evil, Metal Gear Solid (sí, sé que salió desde el Nes, razón más para que el PS1 sea un verdadero sucesor) y varios más, pero lo que nos importaba a los jugadores de Snes era que, además de los nuevos juegos, podíamos jugar ports bastante decentes de nuestros amados juegos de pelea de arcadia.

Lo que en Snes fue SF2 y MK, en el PS1 fue la serie Alpha, los juegos de Marvel vs, los KoF, y aunque ninguno fue un port exacto de arcadia, a eso estábamos acostumbrados los supernintenderos. No era tan descorazonador el no poder cambiar de personaje en los Marvel o los largos tiempos de carga entre round y round, podíamos jugar los nuevos juegos de pelea en casa y eso era suficiente, era mucho más de lo que podíamos esperar del N64.

Y claro, no todo eran los pleitos, la otra mitad también la tuvimos, el PS1 obtuvo secuelas de varias de nuestras series favoritas de Snes (claro, sin contar las de Nintendo). PS1 continuó la saga de Mega Man X, tan apreciada en el Snes y extendida con 3 juegos más para la consola de Sony, tuvo además al (para muchos, incluído yo) mejor Castlevania con SotN y la serie Final Fantasy, que estaba creciendo en popularidad gracias a FF3 en el Snes, tuvo 3 entregas nuevas y exclusivas para Sony, también hubo Contras pero a esos no les fue bien…

Ahí estaba la clave, los juegos, en el PS1 podíamos jugar lo que veníamos jugando desde el Snes, las secuelas de nuestros juegos favoritos, los ports de arcadia y las nuevas experiencias videojueguiles. PS1 además originó series que aún se mantienen vigentes como Silent Hill, Resident Evil, Grand Theft Auto, Driver, por otro lado, cuáles series nacieron en el N64 que aún se mantengan?

El PS1 era una consola con fallas, no lo puedo negar, era muy poco confiable (se descomponía fácilmente) sumamente pirateable y muchos juegos no eran realmente tan buenos, pero los pros superaban a sus contras. De no haber sido por esta consola de Sony, muchos de los videojugadores posiblemente hubiéramos dejado este pasatiempo, ¿quién sabe, quizá estaríamos casados?

Sony, gracias por mantenernos videojugando.

Enhanced by Zemanta
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • hipsterman
    La PS1 es una consola con un catalogazo, de eso no hay duda, pero yo sigo apreciando más al N64. Aunque es gracioso, porque si hablamos de ports de arcadia a consola, la Sega Saturn era mejor en ese aspecto (y en las 2D), mucho le ayudo esa cartucho adicional de memoria, claro que ese noto más en Japón que aqui.
    • si el saturn tenia mejor capacidad para ports de arcadia, pero en mexico no fue una consola tan popular, y si bien el ps1 no daba ports perfectos, al menos si nos los daba, cosa que no se puede decir del n64 que se trato de una consola que simplemente no tuvo ports
  • el carlos
    totalmente de acuerdo,el ps1 es el heredero en cuanto a calidad y variedad de juegos..creo que hasta hoy en dia no hay tanta variedad,solo superada por ps2…