twinerd

Amazon le acaba de ganar la carrera a Google para comprar el servicio de streaming de videojuegos Twitch. Ellos encontraron un billón de razones por las que el servicio es utilizado, ahora nosotros debemos encontrar al menos una.

Ver a otros jugar videojuegos es tanto una forma de entretenimiento como una experiencia social, algunos usuarios usan en servicio como una forma de observar cómo es un videojuego que les interesa comprar de modo que no desperdicien su dinero. Otros tantos usan Twitch para ver cómo juegan los expertos y aprender nuevas técnicas para sobresalir en juegos de su interés, algunos canales se dedican específicamente a esto último.

Existen también los usuarios celebridades que se han ganado a sus seguidores porque son divertidos de ver o escuchar, a ellos se les sigue por la persona más que por lo que juegan.

Parafraseando palabras de Gus Rodríguez, el gurú de los videojuegos en México, Twitch es una plataforma que no es para chicos ni grandes, no es para niños o niñas, es para videojugadores, quizá esa sea la razón de su gran crecimiento.

Los encargados de Twicth, por su lado, proveen a los usuarios diversas experiencias de juego con mayor libertad que la que se encuentra en YouTube, razón por la que prefifieron asociarse a Amazon puesto que, sin lugar a dudas, de haber elegido a Google Twitch hubiera sido absorbida por YouTube.

Hoy en día los videojuegos son casi una actividad deportiva. Ya son millones los televidentes de partidas de videojuegos en torneos y mediante sistemas de streaming como el ya mencionado Twitch, con un crecimiento tan grande no cabe duda que hay más de un billón de razones para que Amazon haya comrado Twitch y para que tú, videojugador, veas lo que ahí se transmite. Con casi 80 millones de PS3 vendidos en el mundo, otros 80 millones de Xbox 360, más de 100 millones de Wiis, más las ventas de consolas de generaciones pasadas y el crecimiento de la nueva generación, son más razones de peso para entrarle.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •