Analisis de Tales of Destiny, un solido juego en el catalogo de RPGs del primer PlayStation. Primer juego de la seríe: “Tales of” en llegar a Norteamerica. La etapa infante de está seríe de juegos apenas empieza.

Tales of Phantasia es un gran juego qué obtuvo un buen recibimiento en Japón, pero al llegar a la etapa terminal de la vida del Super Nintendo el juego se vio desaparecido del radar dejandonos con las ganas de jugarlo. Por otra parte Tales of Destiny, el segundo juego de la seríe llego en un buen momento.

Final Fantasy VII fué el juego qué consiguio qué los RPGs salieran del Ghetto donde se encontraban. El RPG de ser un genero de nicho paso a ser un genero más “Mainstream”.

“Destiny” fue parte de esá nueva generación de RPGs surgida en el PS1 la cual logro llegar sín problemas a América gracías a que allá afuera había un publico hambriento de RPGs.

Tales of Destiny aunqué toma las bases de Tales of Phantasia se tuvo qué crear un nuevo motor de juego desde cero pero retomando la jugabilidad de lucha en tiempo real de Phantasia. Los controles tu ya los conoces muy bien.

Las peleas toman lugar en un terreno bidimensional donde las acciones de los personajes cómo desplazarte, atacar, usar Items y ejecutar hechizos (Artes) se desarrollan en tiempo real. Puedes tener a cuatro personajes en el campo.

Uno sera controlable  por tí, mientras qué el resto de personajes sera controlado por la computadora ó por un amigo sí es qué tiene Multi-Tap. Puedes controlar las acciones del resto de tus personajes a traves de los comandos del menu, y asignarles a cada uno acciónes especificas en la batalla.

La historia del juego es protagonizada por Stahn Aileron, un joven pueblerino qué síempre está en busqueda de aventuras. Viajando de polizante en la nave Draconis, Stahn se encuentra con la espada Dymlos la cual es una “Swordian”, una poderosa espada con la capacidad para “hablar y pensar” proveniente de las guerras Aeth’er la cual convence a Stahn de estar destinado a ser su portador.

Blandiendo la espada Dymlos, Stahn huye del Draconis y se embarca en una misión para encontrar más Swordians y recuperar una peligrosa reliquia de las guerras Aeth’er conocida cómo: “El ojo de Amatori”.

Personajes

Stahn Aileron: Joven aventurero y espadachin. Noble y valiente, pero no partícularmente inteligente, su Swordian es Dymlos, una espada elemental de fuego. Stahn es el personaje más poderoso debido a su variedad de ataques aptos para enfrentar todo tipo de adversarios. Sus Artes combinadas están entre los mejores “poderes del juego.

Rutee Katrea: Rutee es una cazadora de tesoros, especialmente de Lens. Junto con su compañera Mary se han dedicado a obtener considerables ganancías en sus travesías. Aunqué al inicio tiene diferencías con Stahn, ella pronto albergara sentimientos de estima hacía el. Su Swordian es Atwight, del elemento de agua. Rutee balancea bien las tecnicas fisica con las magícas.

Leon Magnus:  Leon nacido bajo el nombre de Emilio Katrea es el más grande espadachín del reino de Seinegald. Leon es un joven de temperamento fuerte conocido por su furia e impaciencia. Salvando personas cómo Marian, Leon es una persona qué se comporta de manera fria con las demás pérsonas. El Swordian de Leon es Chaltier. Su forma de pelea es similar a la de Stahn con la ventaja de qué el más agil qué esté.

Philia Felice: Ella es una sacerdotisa del templo Stralyze conocída por estudiar a fondo las guerras A’ether. A pesar de tener un temperamento tranquilo y ser una persona confiable, ella puede llegar a ser empalagosa. Ella es conocida por invocar hechizos de sanación, todos ellos mejorados con la ayuda de su Swordian: Clemente. A pesar de qué su principal utilidad son los hechizos de sanación ella tambíen puede atacar pero sus ataques son debiles.

Woodrow Kelvin (Garr Kelvin en la versión americana): Woodrow es el príncipe de Phandaria, y aunqué vive una vida de hombre errante el conoce sus deberes cómo príncipe y su misión para Phandaria. Es el personaje más sabio y centrado del juego, siempre en calma aun en las situaciones más tensas. Es tanto un habil arquero cómo un buen espadachín. Su Swordian es Ignetos. En el juego es capaz de servir tanto cómo arquero atacando adversarios a distancía, tanto cómo espadachín.

Chelsea Torn: Ella es la hija de Alba Torn, el maestro de arquería de Woodrow. A pesar de sólo tener 14 años ella es muy avispada para su edad y es competente con el Arco y flechas. Chelsea se especializa cómo arquera con la cual puede mantener distancía entre tus personajes y los enemigos. Tambíen puede hacer ataques fisicos, pero todos ellos son poco efectivos.

Mary Argent: Es la compañera y gran amiga de Mary. Sufre de amnesía por lo cual ella no está conciente de detalles de su vida pasada tales cómo su apellido. Mary es normalmente flematica y tranquila, pero muy entusiasta al momento de pelear. Mary junto con Kongman son los mejores personajes en cuanto a ataques fisicos. Ella pelea utilizando espadas y hachas.

Mighty Kongman (Bruiser Khang en la versión americana): Kongman es un poderoso artista marcial conocido por sus luchas en el coliseo de batalla. A pesar de ser pedante y vanidoso el es un guerrero y amigo muy leal. Kongman es un personaje opcional en el juego. Siendo un personaje meramente fisico pelea usando sus puños

Johnny Sheeden (Karyl Sheeden en la versión americana): Johnny forma parte de una familia aristocrata. Viaja cómo el mundo cómo un cantante. El pelea utilizando las canciones qué canta con sú laud y aunqué no tiene la mejor defensa del juego en los ultimos niveles puede convertirse en un personaje fuerte.

 

Cabe agregar qué entre los personajes tambíen se encuentra Lilith, la hermana de Stahn, la cual pelea con una sarten y es un personaje fisico cómo Mary y Bruiser. Sólo se puede desbloquear por medio de GameShark. Al parecer ella estaba planeada para ser incluida en el juego cómo personaje jugable en vez de NPC, pero al final se desecho la idea quedando el codigo del personaje en el juego.

Analisis

Destiny es uno de los juegos más ambiciosos de la seríe en cuanto a historia puesto qué la dinamica entre los personajes es más adulta qué en la mayoria de juegos de la seríe, todos ellos con un fondo y una historia dramatica qué los acompaña desde el inicio hasta el final.

Salvando la relación entre Stahn y Rutee los personajes se comportan cómo lo qué son, cómo personas inteligentes, responsables y bien organizados. Con la excepción de unos pocos momentos, los personajes centrales son tan fuertes qué consiguen desacer los avances y logros enemigos sín muchos problemas. Stahn y sus amigos son personajes tan tridimensionales en personalidad qué es dificil no sentirse identificados con ellos.

El diseño de personajes estuvo a cargo de Mutsumi Inomata. Inomata sería el ilustrador oficial de la seríe. Aunque Fujishima regresaría para Symphonia y Abyss, y otros tomarían la posta cómo en Legendia, Inomata es el qué estaría a cargo de todos los diseños de personajes.

Muchos nerds tiene la idea erronea de que Fujishima es el diseñador de planta de la seríe, pero la realidad es qué esé merito le pertenece a Inomata.

Las locaciones cómo las ciudades, mazmorras, cavernas y demás son excelentes. No sólo los pueblos más pequeños son de un tamaño considerable, síno qué los diseños arquitectonico son exquisitos con una gran cantidad de detalles invitandote a qué los explores.

Iniciando con la modernidad de Calvalese, el reino medieval de Seinegald y pasando por las peligrosas fabricas de Libra IV hasta finalizar con el posmodernismo de la batalla final en el Dycroft. Destiny es un juego qué en cuestión de escenarios no está casado con un estilo en partícular y presenta mucha variedad en esé aspecto.

Destiny es un juego en el cual estaras constantemente peleando puesto qué a cada cuatro pasos te encontraras luchando. En cierto modo es bueno y malo. Malo porqué muchas personas encontraran desesperante el estar peleando de manera constante, pero es bueno porqué subiras de nivel rapidamente.

Esté es de los pocos juegos en donde no te veras obligado a levelear para luchar contra un jefe especifico. La mayorias de las veces al luchar contra un jefe lograras llegar con el nivel apropiado y lo venceras a la primera oportunidad. En cierto modo el juego te condiciona a fortalecer a tus personajes para evitar tener problemas en las peleas.

TOD propone el uso de los Swordians, qué son espadas qué otorgan el uso de magía o “Artes” a los personajes. Por ejemplo, Stahn sólo podra hacer uso de sus “Arcane Artes” sí tiene equipado a Dymlos con el.

Siempre es aconsejable equipar a tus personajes con sus respectivas Swordians puesto qué si usas otras armas ellos no podran ejecutar sus “Artes”.

Quízas la verdadera dificultad del juego resida en sus Puzzles los cuales exigen mucha investigación y atención de parte de uno. Ninguno de los Puzzles llega al nivel de la desesperación de otros juegos.

Pero en Destiny, los Puzzles van a ser tu única preocupación. Esté es de esos RPGs en donde los peleas no son algo de lo cual debas preocuparte, más los acertijos sí seran un problema importante.

El metodo de transportación es a travez de un mapa renderado en 3-D. En el Overworld te transportaras de pueblo en pueblo. En un momento del juego podras usar el Draconis, el cual similar a la nave aerea de Cid de FF VII. Está te permitira transportarte a otros pueblos volando, y al mismo tiempo dandote el tiempo de explorar su interior.

La música de Motoi Sakuraba y Shinji Tamura sí bien no es muy espectacular es muy funcional dentro del juego. La excepción la marcan unos cuantos temas cómo: “Desition”, “Fatalism”, “Clock Tower”, “Despair” ó el “Tema de Leon” qué brindan mucha fuerza dramatica en el momento en qué estos hacen aparición.

El juego tiene una canción de entrada llamada: “Yume de Aru You ni” cantada por la banda pop: DEEN, la cual sintetiza el espiritu del juego.

TOD tiene un buen despegue. El juego apenas empieza y ya hay acción, y desde qué inicia hasta qué acaba, Destiny consigue mantiener el interes sobre uno. Esté juego no tiene momentos ni tiempos muertos. Toda la historia está bien hilvanada y sigue una evolución y desarrollo logico.

El punto más debil del juego son las fuerzas del mal. Los villanos qué aparecen en el juego no tienen tiempo para brillar puesto qué son demasiado anonimos. Se sabe muy poco sobre sus personalidades y aunqué esó los envuelve en una capa de misterio, en esté caso no funciono en absoluto. Al menos cómo villanos sí calientan las expectativas de lo qué son capaces de hacer.

El villano central y verdadera mente maestra del juego es Kronos: lider de los Ae’therians. El funciona cómo un villano al estilo: “Gran Hermano”. Manipula todo usando a otras personas cómo: Hugo Gilschrist, pero su presentación en sociedad se da cerca del final.

Y aunqué se muestran pinceladas de su personalidad cómo villano es bastante gris y no está a la altura de lo qué el juego necesitaba. Kronoz al menos ofrece una pelea qué aunqué excitante no deja de ser un reciclado de la batalla final contra Dhaos en Phantasia.

Tales of Destiny hace poco recibio una traducción al español por parte de Tales Translations la cual es excelente y respeta el tema de entrada original del juego.

Destiny recibio un remake para la PlayStation 2 en donde se obtuvo un gran lavado de graficos y se mejoro el sistema de juego haciendo las peleas mucho más veloces. Está remake cambia tantas cosas qué podría considerarse un juego completamente distinto.

Para la propia PS2 tambíen se conto con su secuela: “Tales of Destiny 2” la cual continua la historia ahora con el hijo de Stahn y Rutee cómo protagonista, acompañado del regreso de Leon Magnus  contra Barbatos: el nuevo villano.  Cabe mencionarlo, ninguno de los dos juegos ha salido fuera de Japón.

Salvando detalles cómo las peleas constantes, y la falta de fuerza de los villanos, Destiny es un muy buen juego. Es el paso logico de evolución en la seríe de Tales con su excelente dinamica entre personajes, un sistema de juego más comodo (retomado para la versión de PS1 de Phantasia) y un universo más amplio. Esté es uno de los RPGs más solidos en el catalogo del PlayStation.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •