La serie Wolfenstein es la responsable de la existencia de los First Person Shooters, aunque venida a menos, se mantiene vigente en nuestra actualidad y, aunque no sobresale, es un juego entretenido aún hoy en día.

The New Order es un FPS bastante genérico, bien hecho pero que no trae muchas innovaciones al quemado mundo de los gatilleros en primera persona. Retoma el concepto de la Segunda Guerra Mundial y le da un giro interesante al dejarles ganar esta vez, lo que nos lleva a un futuro diferente en donde seguiremos luchando contra Nazis pero con nueva tecnología.

The New Order

Cuando eres un FPS debes hacer algo especial para que te tomen en cuenta pues juegos de este género hay muchos. The New Order hace pocas cosas por lo que realmente no logra destacar demasiado. Gráficamente se ve un poco triste para ser de actual generación, el juego todo el tiempo tiene una especie de grano o filtro de película vieja, seguramente intencional debido a la temática pero también para ocultar una calidad gráfica inferior. Los escenarios son sumamente lineales y con poca creatividad y los enemigos son los típicos soldados sin rostro, divididos en tipo malo normal, tipo malo con armadura, tipo malo con armadura más grande, robot, robot más grande y así.

Si me vas a poner a disparar durante diez horas espero divertirme y que los disparos sean intensos, The New Order cumple pero muy apenas. El sistema de disparos es bueno, los controles son fluidos y responden muy bien, apuntar no es nada difícil como lo era en Turok o Metro 2033. El mayor agregado de este juego es su sistema de cobertura el cual va un paso más allá y te da un control absoluto sobre el al utilizar un simple botón. La cobertura sirve bien y se juega mejor, sí, casi es necesario ser un pulpo para usarla correctamente pues utilizarla en medio de un tiroteo intento requiere que uses casi todos tus dedos, pero añade reto y no es obligatorio de usar si no quieres.

The New Order

Las armas son bastante típicas, con poca idea en ellas. Tienes rifles de asalto, pistolas, cuchillos, escopetas, rifles de francotirador… nada nuevo bajo el Sol. También cuentas con un arma láser recargable con la que puedes cortar superficies destinadas a ello y disparar. Los disparos con esta arma se acaban tan rápido que usarla resulta contraproducente y el arma de corte está muy limitada lo que le quita mucho uso pues sería genial usarla para abrirte paso donde sea pero no, sólo sirve para zonas muy específicas.

The New Order

La música es común, tanto que ni la he notado. El doblaje al español es ibérico y personalmente no me agradó pues todos me suenan casi igual. Los cinemas tienden a cortarse de pronto lo que te deja jugando sin ver realmente cómo llegaste a dónde estás. Hay un sistema de upgrade que te obliga a jugar de cierto modo para lograr mejoras pero a veces es difícil de lograr pues exige condiciones muy precisas.

La dificultad es un tanto desigual pues bien puede ser un juego fácil gracias a lo bien calibradas que están las armas, como puede ponerse sumamente difícil pues te echan a muchos enemigos a la vez y las armas no te dan mucho poder por lo que siempre te sientes en desventaja. Aunque siempre puedes apelar a la táctica y a esconderte en un lugar seguro, esperando a que los torpes enemigos vayan hacia ti y despacharlos uno por uno. La salud no es regenerable por lo que te advierto que harás eso muy seguido. Hay algunos jefes pero ya te imaginarás cómo debes eliminarlos pues repiten la misma fórmula de siempre.

El nivel de violencia a veces es bastante fuerte, estos Nazis son muy despiadados, hacen cosas horrendas y realmente quieres matarlos, lo que te da una motivación para seguir jugando pues son tipos verdaderamente detestables. Eso te da un vínculo con tu personaje y el resto de los que te acompañarán en tu misión, sentirás ese odio que ellos sienten ante los nazis y querrás hacerles pagar.

Pese a todo es un juego que, aunque divierte, no trae nada nuevo al género. El sistema de cobertura es muy bueno y ojalá sea imitado pero, fuera de eso, no hay nada que lo destaque. Es un FPS entretenido que encontrarás en botaderos por 300 pesos o menos. A ese precio dale una oportunidad.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •